Los resultados del nuevo tratamiento están previstos para el 2020 (iStock)

Los resultados del nuevo tratamiento están previstos para el 2020 (iStock)

A lo largo de tres décadas, mediante investigaciones, experimentos y mejoras en los tratamientos, la comunidad científica se abocó a mejorar la calidad de vida para quienes padecen VIH-Sida. Un momento representativo para todos los implicados es cada 1º de diciembre, el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, una fecha que los diferentes organismos toman como una oportunidad para generar conciencia y trabajar en la elaboración de nuevas medidas preventivas.

Según cifras de Onusida, en el mundo hay 36,7 millones de personas con VIH. De todas ellas, la mayoría proviene de tres regiones: África, Asia -sobre todo en las zonas sur y este-, y Latinoámerica. De todos los infectados a nivel global, un 46,5% no lo sabe. Y en los últimos años la población más afectada fueron adolescentes y adultos mayores de 50 años.

Para contrarrestar estas estadísticas y detener la transmisión del virus, la prevención combinada, la detección temprana y el acceso a un tratamiento antirretroviral se remarcan como fundamentales. Los organismos recomiendan el trabajo en conjunto de gobiernos, proveedores de servicios de salud, la sociedad civil, los pacientes y otros interesados directos con el fin de intensificar la respuesta.

Los logros científicos que se alcanzaron en los últimos años beneficiaron la vida de las millones de personas que portan el virus. El constante progreso en los tratamientos refuerza la ilusión de hallar una curación definitiva con miras hacia el futuro. La cura sigue siendo un objetivo posible; sin embargo, los especialistas advierten que el proceso llevará tiempo y no ocurrirá pronto.

El nuevo tratamiento será probado en más de 5.000 voluntarios (iStock)

El nuevo tratamiento será probado en más de 5.000 voluntarios (iStock)

La nueva vacuna

Desde la identificación del virus en 1983, los científicos desarrollaron investigaciones en búsqueda de una cura definitiva. Ahora, especialistas de diversas partes del mundo creen haber encontrado un estudio prometedor: harán un ensayo clínico de una envergadura inédita, destinado a probar una vacuna experimental contra esta patología.

El estudio, denominado HVTN702, reclutará a 5.400 hombres y mujeres sexualmente activos de entre 18 y 35 años en Sudáfrica. El análisis durará cuatro años. Será la prueba clínica más extensa y avanzada de la vacuna contra el VIH-Sida realizada en la nación africana, y los resultados se esperan para 2020. El experimento está basado en una prueba realizada en 2009 en Tailandia, en la que se encontró una efectividad de 31,2% para prevenir infecciones del virus en los tres años y medio de seguimiento posterior a la vacunación.

Con la nueva vacuna se busca proporcionar una protección más grande y continua, siendo adaptada al subtipo de VIH que predomina en Sudáfrica. El país para experimentar no fue elegido por azar: registra uno de los índices de prevalencia más elevados del mundo (19,2%, según Onusida), con más de 7 millones de personas infectadas.

“Si es utilizado al mismo tiempo que los métodos de prevención con eficacia probada que ya estamos usando, una vacuna segura y eficaz podría constituir el golpe de gracia contra el VIH. Incluso una vacuna moderadamente eficaz reduciría de forma significativa el peso de la enfermedad en países y poblaciones muy infectadas”, estimó Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Casi la mitad de los infectados a nivel mundial desconoce su situación (Shutterstock)

Casi la mitad de los infectados a nivel mundial desconoce su situación (Shutterstock)

Los números en Argentina

En el país 126 mil personas son VIH positivo, aunque el 30% lo desconoce. La tasa mortal registra un promedio de cuatro decesos por día a causa del virus. Con respecto a las vías de contagio, en 9 de cada 10 casos fue por vía sexual, a pesar del alto porcentaje -un 95 por ciento- de reducción de riesgo de VIH y otras ITS usando preservativo.

Con una edad promedio de 33 años, 4.300 hombres y 2.200 mujeres son diagnosticados con VIH cada 12 meses. Una de las máximas preocupaciones entre los expertos es la falta de información y la reticencia, sobretodo en jóvenes, para efectuarse los testeos: 89 de cada 100 adolescentes argentinos nunca se hicieron las pruebas, pese a que son rápidas y tienen un un 99 por ciento de precisión.

Fuente: http://www.infobae.com/salud/2016/11/30/hvtn702-de-que-se-trata-la-nueva-esperanza-contra-el-vih-sida/