Clorpromazina

La clorpromazina es un medicamento neuroléptico, hallado por el francés Paul Charpentier y dado a conocer por otro francés: el Doctor Henri Laborit, cirujano y escritor; filósofo y sabio, además de pintor, poeta, etc. Está categorizado dentro de los antipsicóticos clásicos o típicos, y su descubrimiento para posterior uso en la Psiquiatría se denomina la “Cuarta revolución en Psiquiatría”.

Este compuesto sorprendió al ver que actuaba como tranquilizante sin sedar, es decir, manteniendo la conciencia, lo que sugirió la idea de utilizarla con pacientes psiquiátricos. Lo más curioso es que fue creada como antihistamínico; al ver un cirujano francés que administrada antes de una operación (con el fin de disminuir una hinchazón), tenía efecto calmante, se pensó en su uso con pacientes psicóticos. Y fue un éxito, calmaba a los esquizofrénicos agitados y activaba a los embotados.

Al parecer, al igual que otros muchos neurolépticos, actúa sobre el circuito de la dopamina, como predice la teoría dopaminérgica de la esquizofrenia.

La clorpromazina permitió que muchos esquizofrénicos abandonasen los manicomios e hiciesen una vida relativamente “normal”.

Pertenece al llamado grupo de fármacos típicos para tratar la esquizofrenia, por lo que es un bloqueador del receptor D2 (inhibitorio) de la Dopamina que predomina en neuronas del Estriado Ventral (como las acumbrens). También existe D2 en el estriado dorsal y en el túbulo infudibular, en los que causa efectos secundarios.

La clorpromazina es un fármaco de baja potencia y, como tal, bloquea además de D2 los receptores α1 y α2 (en los que es cardiotóxico), H1 (conlleva aumento de peso), H2, M1 y M2 (en ambos, visión borrosa e hipertensión ocular).

También se usa en el tratamiento de la corea en la enfermedad de Huntington con unas dosis de 300-500 mg al día.

vía Clorpromazina – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Enjoyed this post? Share it!

 

Doxilamina

La doxilamina es un medicamento perteneciente al grupo de los antihistamínicos H1. Se usa principalmente para el tratamiento del insomnio a corto plazo, aunque sus usos también incluyen el tratamiento de los resfriados y la tos, en combinación con descongestionantes.

Comercialmente se presenta en forma de polvo soluble en agua y en forma de comprimidos. El principal uso de los antihistaminicos H1 es el tratamiento de alergias y otros procesos atópicos. Tanto la doxilamina como otros antihistaminicos H1 de primera generación atraviesan la barrera hematoencefálica provocando somnolencia al inhibir los receptores H1 estimulantes de la vigilia, por eso se emplea para tratar los casos leves de insomnio. En España se puede adquirir en farmacias sin receta médica.

vía Doxilamina – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Enjoyed this post? Share it!

 

Difenhidramina

El hidrocloruro de difenhidramina (Benadryl) o Dimedrol es un antihistamínico, sedante e hipnótico, un medicamento anticolinérgico con efectos antimuscarínicos, descubierto como alternativa sintética de la escopolamina.

La difenhidramina fue uno de los primeros antihistamínicos conocidos, inventado en 1943 por George Rieveschl.[1] Poco después, en 1946 se comenzó a aprobar su uso comercial.[2] El medicamento existe con el nombre comercial de Benadryl®, producto registrado por Pfizer y como Dimedrol®, así como en forma genérica.

vía Difenhidramina – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Enjoyed this post? Share it!