SENEXON SR

DRUGTECH-RECALCINE

    Venlafaxina

    Sistema Nervioso Central : Antidepresivos

 Composición: Comprimidos 75 mg: cada comprimido recubierto de liberación prolongada contiene: Venlafaxina (como clorhidrato) 75 mg. Comprimidos 150 mg: cada comprimido recubierto de liberación prolongada contiene: Venlafaxina 150 mg.
 Acción Terapéutica: Antidepresivo.
 Indicaciones: La venlafaxina está indicada en el tratamiento de depresiones mayores asociadas o no a estados de ansiedad. Su uso también está indicado para el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada.
 Propiedades: Acción farmacológica: la venlafaxina es un antidepresivo bicíclico que se presenta como una mezcla racémica siendo el dextro (+) isómero el principal inhibidor de la recaptación de serotonina. El mecanismo de la acción antidepresiva de venlafaxina está asociado con su capacidad de potenciar la actividad neurotransmisora en el sistema nervioso central. La venlafaxina y su metabolito activo, la O-demetilvenlafaxina, son potentes inhibidores de la recaptación de serotonina neuronal y norepinefrina, y débiles inhibidores de la recaptación de dopamina. La inhibición de la recaptación de serotonina es el más importante de estos efectos, pero es menor que el efecto exhibido por los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Tanto la venlafaxina como su metabolito principal no inhiben la monoaminooxidasa y no muestran el grado de efectos anticolinérgicos, sedantes o cardiovasculares mostrados por otros antidepresivos comúnmente usados. Tampoco poseen afinidad significativa in vitro con los receptores muscarínicos, dopaminérgicos, histaminérgicos, opioides, benzodiazepínicos o a 1-adrenérgicos.
 Posología: Vía de administración: oral. Dosis habitual en adultos: Antidepresivo y ansiedad: la dosis recomendada al inicio de la terapia es de 75 mg/día, en una dosis única, la cual se puede administrar juntamente con los alimentos, dado que ellos no afectan la absorción del medicamento. Algunos pacientes pueden requerir una dosis inicial de 37.5 mg al día por 4 a 7 días, con el objeto de adaptarse al medicamento. La dosis puede ser aumentada, dependiendo de la tolerancia y la respuesta terapéutica, en incrementos de hasta 75 mg al día a intervalos no menores de 4 días, hasta un total de 225 mg/día. Límite de prescripción usual en adultos: la dosis máxima recomendada es de 225 mg al día, la cual refleja la experiencia en pacientes ambulatorios moderadamente deprimidos. Existe escasa experiencia con la forma farmacéutica de liberación prolongada a dosis superiores a 225 mg al día y no se ha establecido si los pacientes severamente deprimidos responderían a dosis más altas. Dosis pediátrica habitual: la seguridad y la eficacia no han sido establecidas. Dosis geriátrica habitual: la misma dosis recomendada para los adultos. Nota: aunque generalmente no se recomienda ningún ajuste de dosis especial basado en la edad, algunos médicos recomiendan una reducción de la dosis inicial y que el aumento de dosis se realice en forma más gradual en los pacientes de edad avanzada. Disfunción hepática: en caso de disfunción hepática moderada, la reducción de la dosis inicial debe ser de un 50%. Disfunción renal: los pacientes con disfunción renal requieren una reducción de la dosis inicial de un 25% a 50%. La dosis diaria total debe ser reducida en un 50% en pacientes sometidos a hemodiálisis, la cual debe ser administrada al término de la sesión de diálisis. Los pacientes deben controlarse regularmente, con el objeto de evaluar el beneficio de una terapia a largo plazo. La interrupción abrupta del tratamiento con venlafaxina puede provocar síntomas de privación, incluyendo anorexia, astenia, sueños anormales, diarrea, mareos, sequedad de la boca, dolor de cabeza, aumento de la sudoración, insomnio, náuseas, nerviosismo y somnolencia. La venlafaxina debe ser discontinuada gradualmente, durante un período de 2 semanas o mayor, en aquellos pacientes que han seguido una terapia de 6 semanas de duración o más prolongada. En estudios clínicos, la forma farmacéutica de liberación prolongada fue gradualmente discontinuada mediante reducciones de 75 mg al día a intervalos de 1 semana. Los pacientes potencialmente suicidas no deben tener acceso a grandes cantidades de este medicamento, ya que los pacientes deprimidos, particularmente aquellos que ingieren alcohol en exceso, pueden continuar exhibiendo tendencias suicidas hasta que ocurra una mejoría significativa. Algunos médicos recomiendan que se suministre al paciente la cantidad más pequeña de medicamento necesaria para el manejo satisfactorio de la enfermedad. Los pacientes que toman la forma farmacéutica de liberación inmediata pueden cambiar a la forma farmacéutica de liberación prolongada a la dosis equivalente más cercana (mg/día).
 Efectos Colaterales: La venlafaxina es generalmente bien tolerada, no obstante se ha reportado que existe dependencia de la dosis para algunos de los efectos adversos más comunes. Además, la evidencia indica que la terapia continua favorece la adaptación a algunos efectos, tales como náuseas, vómitos, somnolencia y mareos. Las reacciones adversas que requieren atención médica son las siguientes: Incidencia más frecuente: dolor de cabeza; hipertensión, usualmente asintomática; disfunción sexual, incluyendo anorgasmia, disminución de la libido, eyaculación retardada o impotencia; trastornos de la visión, incluyendo acomodación anormal y visión borrosa. Nota: la disfunción sexual podría estar relacionada con la dosis y no muestra evidencias de adaptación con la terapia continua. Se ha reportado que la hipertensión sostenida inducida por la venlafaxina, definida como las mediciones de la presión arterial diastólica supina (en 3 visitas consecutivas) ³ 90 mm Hg y que son aumentadas por sobre el valor basal en ³ 10 mmHg, es dependiente de la dosis. Incidencia menos frecuente: otros efectos cardiovasculares, incluyendo dolor en el pecho, palpitaciones y taquicardia; efectos sobre el SNC (cambios mentales o de ánimo), incluyendo pensamientos anormales, agitación, confusión, despersonalización y labilidad emocional; tinnitus. Incidencia rara: disnea; edema; rash cutáneo o prurito; manía o hipomanía (hablar, sentir y actuar con excitación y actividad sin control); cambios menstruales; hipotensión ortostática, especialmente al levantarse repentinamente después de estar sentado o acostado; convulsiones; efectos urinarios, incluyendo alteraciones de la micción, frecuencia urinaria, incontinencia urinaria o retención urinaria. También se pueden producir los siguientes efectos adversos que normalmente no requieren atención médica, a menos que sean demasiado molestos o no desaparezcan durante el curso del tratamiento: Incidencia más frecuente: sueños anormales; anorexia; ansiedad o nerviosismo; astenia (cansancio o debilidad inusuales); escalofríos; constipación; diarrea; mareos; sequedad de la boca; dispepsia; aumento de la sudoración; insomnio; náuseas; parestesia (sensaciones de hormigueo, ardor o punzadas); rinitis; somnolencia; dolor estomacal o gases; temblores; vómitos; pérdida de peso; bostezos. Nota: la anorexia, escalofríos, mareos, náuseas, somnolencia, sudoración, temblores, vómitos y pérdida de peso pueden estar relacionados con la dosis. En estudios clínicos de venlafaxina ocurrió una pérdida ³ 5% del peso corporal basal en el 6% de los pacientes. Incidencia menos frecuente: hipertonía; cambios en la sensación del sabor. Los efectos adversos que requieren atención médica si ocurren después de interrumpir la terapia son los siguientes: astenia (cansancio o debilidad inusuales); sueños anormales; mareos; sequedad de la boca, dolor de cabeza, aumento de la sudoración; insomnio; náuseas; nerviosismo.
 Contraindicaciones: Hipersensibilidad conocida a la venlafaxina clorhidrato.
 Advertencias: Embarazo: no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos, por lo cual no se recomienda el uso de este medicamento durante el embarazo. Lactancia: la venlafaxina y su metabolito activo se distribuyen en la leche materna y pueden provocar efectos indeseados en los lactantes. Por lo tanto, no se recomienda el uso de este medicamento durante la lactancia. Pediatría: no hay información disponible sobre la relación existente entre la edad y los efectos de la venlafaxina en los pacientes pediátricos. La seguridad y la eficacia en niños de hasta 18 años de edad no han sido establecidas. Geriatría: los estudios realizados a la fecha no han demostrado que existan problemas geriátricos específicos que limiten el uso de la venlafaxina en los pacientes de edad avanzada. Sin embargo, es más probable que los ancianos sufran de disfunción hepática o renal relacionada con la edad, por lo cual podría ser necesaria una reducción de la dosis de venlafaxina en este tipo de pacientes. Se debe evaluar la relación riesgo-beneficio en las siguientes condiciones clínicas: Problemas de presión arterial o enfermedad cardíaca: la hipertensión sostenida o la hipotensión ortostática inducidas por la venlafaxina pueden exacerbar estas condiciones. Disfunción hepática: el metabolismo de la venlafaxina puede ser alterado. Se han observado grandes variaciones interindividuales del clearance de venlafaxina en estos pacientes. Los pacientes con disfunción hepática moderada a severa pueden requerir reducciones de la dosis de 50% o mayores. Antecedentes de manía: se ha reportado la activación de hipomanía o manía en pacientes deprimidos tratados con venlafaxina. Disfunción neurológica, incluyendo retardo mental: puede aumentar el riesgo de convulsiones. Disfunción renal: la excreción de venlafaxina puede ser alterada. Se han observado grandes variaciones interindividuales del clearance de venlafaxina en los pacientes. Los pacientes con disfunción renal leve a moderada pueden requerir reducciones de la dosis de 25 a 50%. Los pacientes sometidos a hemodiálisis deben recibir una dosis reducida en un 50%, la cual debe ser administrada al término de la sesión de diálisis. Antecedentes de episodios epilépticos: al igual que con otros antidepresivos, la terapia con venlafaxina debe ser iniciada con precaución. Si se desarrollan convulsiones, la venlafaxina debe ser discontinuada. Pacientes con anorexia o de bajo peso corporal: estudios clínicos han evidenciado una pérdida de peso ³ 5% en el 6% de los pacientes que tomaron venlafaxina y en el 1% de los pacientes que recibieron el placebo. Se debe tener precaución en aquellos pacientes en los cuales la pérdida de peso sea riesgosa.
 Interacciones Medicamentosas: Se ha descrito que pueden ocurrir las siguientes interacciones: Alcohol o medicamentos que producen depresión del SNC: aunque no se ha demostrado que la venlafaxina altere las habilidades mental y motora, no se recomienda el uso concomitante con alcohol en pacientes deprimidos. Similarmente, los depresores del SNC deben ser administrados con precaución, ya que se desconoce el potencial de interacciones en la práctica clínica. Cimetidina: en 18 voluntarios sanos, la cimetidina inhibió el metabolismo de primer paso de la venlafaxina. provocando una disminución del clearance de aproximadamente un 43% y un aumento de la concentración plasmática máxima de aproximadamente un 60%. Sin embargo, no hubo un efecto aparente sobre la farmacocinética del metabolito ODV, el cual estuvo presente en la circulación en cantidades mucho mayores. Así, la actividad farmacológica total de venlafaxina más ODV sólo aumentó levemente. El ajuste de dosis no es necesario para la mayoría de los pacientes. Esta interacción podría ser potencialmente más pronunciada en los ancianos, en pacientes con hipertensión pre-existente o en pacientes con disfunción hepática. Se debe ejercer precaución cuando la venlafaxina y la cimetidina son usadas concurrentemente en estos pacientes. Haloperidol: el área bajo la curva de concentración plasmática vs tiempo (AUC) de haloperidol aumentó en un 70%. La concentración plasmática máxima (Cmáx) aumentó en un 88%, el clearance de la dosis oral (Cl/F) disminuyó en un 42% y la vida media permaneció inalterada cuando se administró una dosis única de 2 mg de haloperidol a 24 voluntarios sanos que estaban en el estado estacionario de una dosis de 150 mg al día de venlafaxina, administrada en un régimen de 75 mg cada 12 horas. Moclobemida: debido a las consecuencias potencialmente fatales de la combinación de inhibidores de la monoaminooxidasa no selectivos e irreversibles con venlafaxina y el aumento del riesgo de desarrollar el síndrome de la serotonina con el uso combinado de venlafaxina y el inhibidor de la monoaminooxidasa-A moclobemida, no se recomienda el uso concurrente y se advierte que debe haber un período de depuración de 3 a 7 días entre el uso de un medicamento y otro. Inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), incluyendo la furazolidona, procarbazina y selegilina: el uso concurrente de inhibidores de la MAO con venlafaxina puede provocar confusión, agitación, inquietud y síntomas gastrointestinales o posiblemente, episodios hiperpiréticos, convulsiones severas, crisis hipertensivas o el síndrome de la serotonina. El uso concurrente de un inhibidor de la MAO con venlafaxina está contraindicado. Debe transcurrir un período de al menos 14 días entre la discontinuación de un inhibidor de la MAO y el inicio de la venlafaxina. Debe transcurrir un período de al menos 7 días entre la discontinuación de la venlafaxina y el inicio de un inhibidor de la MAO. Serotoninérgicos u otros medicamentos o sustancias con actividad serotoninérgica: aumenta el riesgo de desarrollo del síndrome de la serotonina, un estado hiperserotoninérgico raro, pero potencialmente fatal, el cual puede ocurrir en los pacientes que reciben medicamentos serotoninérgicos, usualmente en combinación. Los síntomas ocurren muy pronto (horas a días) después de la adición de un agente serotoninérgico a un régimen que incluye medicamentos que mejoran la actividad serotoninérgica. Los síntomas incluyen agitación, diaforesis, diarrea, fiebre, hiperreflexia, descoordinación, cambios del estado mental (confusión, hipomanía), mioclonus, escalofríos o temblores. También se han reportado efectos que incluyen arritmias cardíacas, coma, coagulación intravascular diseminada, hiper o hipotensión, insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria e hipertermia severa. Medicamentos que afectan el sistema citocromo P450: pueden ocurrir posibles interacciones con medicamentos que inhiben el metabolismo del citocromo P450 2D6 (CYP2D6), lo cual puede provocar un aumento de las concentraciones plasmáticas de venlafaxina y una disminución de las concentraciones plasmáticas de la O-desmetilvenlafaxina (ODV). Sin embargo, se espera que la suma de las concentraciones de venlafaxina y ODV no cambie significativamente, por lo que el ajuste de dosis no es recomendado. CYP3A4 está involucrado en un menor grado en el metabolismo de la venlafaxina y los efectos del uso concomitante de este fármaco y un potente inhibidor, tanto de CYP2D6 como de CYP3A4, sobre la farmacocinética de la venlafaxina son desconocidos. Estudios in vivo e in vitro indican que la venlafaxina inhibe débilmente el CYP2D6, pero no inhibe el CYP1A2, CYP2C9, CYP2C19 o CY3A4.
 Presentaciones: Comprimidos 75 mg: envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos de liberación prolongada. Comprimidos 150 mg: envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos de liberación prolongada.

Busquedas relacionadas:

  • senexon (1112)
  • senexON PARA QUE SIRVE (137)
  • senexon sr (65)
  • senexon sr efectos secundarios (48)
  • senexon venlafaxina (40)
  • venlafaxina (25)
  • senexon sr 75 mg (22)
  • venlafaxina hipertension (16)
  • senexon sirve para bajar de peso (3)
  • para que sirve el senexon sr 75 (1)
  • Composicion Senoxon plus (1)
  • como tomar senexon para adelgazar (1)

Enjoyed this post? Share it!

 

Deja tu consulta a la comunidad.